Feedback Form
Leads to Insight

Seccion Amarilla

Canales

Introduce el correo electrónico registrado en
tu cuenta existente y te enviaremos tu contraseña.

Tu cuenta ha sido activada, ya puedes ingresar con ella.

En breve estarás recibiendo un correo de confirmación.
Revisa tu bandeja de entrada y/o tus correos no deseados


para indicar que el mensaje es de una cuenta segura.

En breve recibirás un correo con la información de tu cuenta.
Revisa tu bandeja de entrada y/o tus correos no deseados

Hamburguesas

Es uno de los símbolos norteamericanos por excelencia y uno de los alimentos más accesibles en todo el mundo, la hamburguesa es tan cosmopolita que la encuentras en cualquier menú de comida rápida en cualquier lugar del planeta sobre todo por la flexibilidad que logran tener sus ingredientes.

¿De dónde viene la hamburguesa?

Su historia comienza en el siglo XIII, es aquí donde surge el primer antecedente como tal, ya en ese entonces los jinetes nómadas que recorrían Asia y Europa Oriental conocidos como Tártaros, tenían como botana predilecta un puñado de carne molida hecha bola que se comían cruda.

Estos jinetes invadieron las provincias bálticas y con ello creció su influencia en las costumbres de la zona. Aquí se retomo el gusto por la carne cruda y en bola, pero dando su toque, la aderezaron con sal, pimienta y jugo de cebolla. Esto es la abuela de la hamburguesa.

Ya con aderezo y un poco de sabor, este tipo de carne llego por medio de mercaderes alemanes que viajaban por el Báltico, a Hamburgo en donde; además del nombre, la hamburguesa adquirió variaciones en el sabor e ingredientes.

A inicios del siglo XIX, Hamburgo fue el mayor punto de embarque para los inmigrantes alemanes con rumbo a los Estados Unidos. Ellos trajeron consigo sus platos típicos, incluyendo la popular carne molida “el filete de carne tipo Hamburgo”.

Su debut en Nueva York fue en 1834 de la mano de marineros alemanes que instalaron puestos de comida en la zona cercana a los muelles.
La hamburguesa al paso del tiempo se volvió ícono de la cultura norteamericana y testigo activo de la historia del siglo XX. Su facilidad de preparación y flexibilidad en ingredientes la colocaron como pieza fundamental del naciente concepto “comida rápida”.

Desde que se descubrió su potencial como platillo rápido, barato y de fácil aceptación, se introdujo como parte de los menús de los restaurantes del mundo hasta que se trasformo en la protagonista.
Pero su huella en la historia no solo radica en que es un alimento sabroso, su impacto tiene mucho que ver con su increíble manera de comercialización.
La primera cadena de restaurantes que puso en circulación a la hamburguesa como alimento de comida rápida es la aún existente White Castle. Fundada en Kansas en 1921. Posteriormente en los cuarenta con McDonald´s y años después Burger King.

De aquí derivo la idea de las cadenas más famosas del mundo las americanas Burger King y Mc Donalds, que con una gran estrategia de mercado, han hecho a la hamburguesa parte de la dieta mundial.

La hamburguesa en números

La comercialización y distribución de la estrella de la comida rápida han creado cifras que no dejan lugar a dudas en su impacto en distintos parámetros mundiales, por ejemplo: cada americano come de media 3 hamburguesas a la semana, y sólo la cadena Mc Donalds ha vendido 12 hamburguesas por persona en todo el mundo.

Las utilidades de la hamburguesa llega a límites insospechados y se utiliza incluso como medidor de la economía de los países, es el llamado "Indice Big Mac". 
Este es un indicador que calcula cuánto vale (en dólares) la popular hamburguesa en distintos lugares del mundo.

Consiste en comparar lo que cuesta en todos los países donde se elabora. Con este dato se confrontan los costos de vida en cada región y se determina si las monedas están sobrevaloradas con respecto al dólar. Las cadenas Mc Donalds y Burger King son las mayores distribuidoras del mundo.

Actualidad, derivaciones y los casos más extraños

Además de ser una especie de indicador en distintas economías, la hamburguesa es uno de los platillos más cosmopolitas de mundo. De ella se desprenden una cantidad inimaginable variedades, por ejemplo: de león, de camello, vegetarianas, etc.
Son miles, por ello no podemos presentarte todas, pero que tal si echas un ojo a las más exóticas del mundo:

  • De león:Se venden en restaurante Il Vinaio, en Arizona. Se hacen con leones criados en granjas y no amenaza a la especie. Cuestan 21 dólares y vienen acompañadas de papas fritas y maíz tostado.
  • De camello:Es la entrada tradicional en restaurantes de Dubai. Es libre de grasas. Su precio es de 40 dólares.
  • Jugo de hamburguesa:Ahora ya no hay que esforzarse en masticar, basta con comprar una bebida llamada MeatWater, cuyo sabor imita al de una hamburguesa con queso. Se vende en Estados Unidos.
  • De máquina:Existen en Japón maquinas que las despachan, sólo basta con ingresar un billete equivalente a 10 dólares y por la ranura cae una Tateishi Hamburger.
  • La más cara:Cuesta 102 dólares y se ofrece en el restaurante madrileño Estik, es elaborada con solomillo de buey de Kobe. Le sigue la DB Burger Royale, que se consigue en el bistró neoyorquino DB Burger Royale, al precio de 69 dólares.
  • La más grande:Sus creadores son dos cocineros de Sydney , pesa 95 kilos y fue elaborada con 81 kilos de carne picada, 120 huevos, 150 rebanadas de queso, 21 kilos de pan, 16 de tomate y dos de lechuga.
  • La más mortífera:La cadena de hamburgueserías Heart Attack Grill no tiene piedad con sus clientes. Por eso les ofrece la Quadruple Bypass Burguer (hamburguesa de cuádruple by pass), que se acompaña con papas fritas, una bebida energética y cigarrillos Lucky Strike sin filtro.

El destino de la hamburguesa

Con la evolución de los hábitos alimenticios la mayoría de los platillos denominados comida rápida, han tenido una importante disminución en su consumo. Sus enormes cantidades de grasa y carbohidratos en cada uno de sus ingredientes han logrado cierta conciencia en consumir comida más saludable y con menos grasa.

Las hamburguesas no son la excepción, ¿Sabías que una hamburguesa Whopper de Bruguer King contiene 599 calorías mientras que un Big Mac de Mc Donald´s 506? Es por eso que las cadenas intentan cambiar de estrategia y en algunas de las franquicias de McDonalds en Indiana están ofreciendo un menú "Go Active" en el que se incluye un libro de ejercicios que incita a pasear y un medidor de pasos.

Otra de las mayores cadenas de restaurantes de comida rápida, Burger King también ha tomado medidas y ha reducido las calorías en sus hamburguesas. Las nuevas hamburguesas de pollo tendrán cinco gramos de grasa, una reducción considerable teniendo en cuenta que las convencionales contienen 47.

Lo cierto es que hoy en día después de más de un siglo de vida de la hamburguesa, las variedades son casi tantas como personas o países. El pan redondo o cuadrado, tostado o sin tostar, natural o con sésamo (ajonjolí); la carne cocida a la parrilla o a la plancha; y un sinfín de ingredientes que varían para seguir haciendo de la hamburguesa el plato preferido.

Fuentes:

  • historiacocina.com