Feedback Form
Leads to Insight

Seccion Amarilla

Canales

Introduce el correo electrónico registrado en
tu cuenta existente y te enviaremos tu contraseña.

Tu cuenta ha sido activada, ya puedes ingresar con ella.

En breve estarás recibiendo un correo de confirmación.
Revisa tu bandeja de entrada y/o tus correos no deseados


para indicar que el mensaje es de una cuenta segura.

En breve recibirás un correo con la información de tu cuenta.
Revisa tu bandeja de entrada y/o tus correos no deseados

articulo en restaurantes encuentra los mejores restaurantes en Menumania

Restaurante Limosneros, valorar lo mexicano

restaurante limosneros

Por: Mariana Castillo / Fotos: Restaurante Limosneros

Este hijo contemporáneo del mítico Café de Tacuba se erige orgulloso entre los restaurantes que ofrecen placeres culinarios en el Centro Histórico y visitarlo es un deleite para los sentidos. 

Su propuesta fresca, que ofrece recetas e ingredientes de cocina mexicana con presentaciones elegantes y sabores exquisitos, logra distinguirlo de aquel mítico local que empezó su historia en 1912 como un sitio en el que se vendía leche y pan dulce

Limosneros nace por la búsqueda y valoración de ingredientes mexicanos y recetas en conjunción con elementos artísticos contemporáneos que, en conjunto, nos hablan de la riqueza que tiene México”, dijo Juan Pablo Ballesteros, dueño del lugar.

La historia de los Limosneros

Si uno observa con detenimiento la decoración del lugar, su nombre podría parecer fuera de lugar, ya que es un espacio moderno, en el que convergen elementos como iluminación con fibra óptica, vidrio soplado, cantera, cuerda de henequén, alcatraces y tonos cálidos. Pero, lo mejor de este sitio y lo que le da identidad son sus anchos y longevos muros que respiran cuatro siglos de historia.

En el siglo XVI en la esquina de las actuales calles Allende y Donceles se establecieron calceteros, jugueteros y sastres, que formaron la Cofradía de la Santísima Trinidad e impulsaron la creación del convento de Santa Clara hacia 1570.

Los más ilustres se dieron la tarea de construir conventos, hospitales, iglesias, casas y palacios. Y para las edificaciones religiosas no sólo se recaudaba oro o cacao, sino otros materiales para levantar construir como tezontle, adoquín, cantera, ladrillo y piedra volcánica.

Así fue como los donativos o limosnas del pueblo, se transformaron en gruesos muros apodados “limosneros” o “de limosna”, cuyo uso se extendió a las casonas y otras construcciones no religiosas.

limosneros

Platillos y productos mexicanos

“El menú lo aterricé con la chef Lula Martín Del Campo y José Luís Curiel y todas las ideas del mismo incluyen productos o preparaciones que están casi olvidadas con toques actuales”, contó Ballesteros. Sus viajes y vivencias familiares están también plasmados en su atractiva carta.

El chef en piso es Florentino Aspeitia y en cuanto a los productos éste joven emprendedor comentó que ellos están a favor del comercio justo y la sustentabilidad, así que compran sus insumos a productores artesanales para asegurar que haya frescura y calidad diariamente.

¿Qué comer?

Como entradas las flautas de flor de jamaica con guacamole enojado, los tacos borrachos y la sopa de tortilla a los dos chiles son deliciosas opciones para empezar a abrir apetito.

Si amas la comida con pescados y mariscos las conchas del mar y el ceviche con sierra, menta, mango jícama, mandarina y nieve de jamaica con mezcal son ideales para seducir tu paladar.

ceviche

Uno de sus platos fuertes estrella son los tacos de tzik de venado, una preparación yucateca con hoja de plátano; acompañada por dos salsas, el xni pec, de habanero; y la ha sikil pak, de pepita de calabaza. Y otras opciones son el lomo de venado, el pulpo enchicharronado y el filete Limosneros.

filete_limosneros

Para un dulce final la crème brûlée de mamey, las fresas con chocolate, el pay de ciruela con nuez o la espuma de guanábana con moras azules, juliana de guayaba, pay de coco y chile ancho caramelizado son deliciosas.

postreguanabana_chile

¿Qué beber?

“Todo nació por la marca de mezcal `No importa´ que hicimos en conjunto mis socios Daniel Abdelmassih y Juan Sánchez y yo, pues estamos en contra de las marcas recicladas”, cuenta Ballesteros.

Así que, además de comer delicioso, podrás beber mezcales artesanales y campesinos, pues más que su certificación importa su sabor y gusto histórico.

mezcal

También podrás elegir entre sus cinco cervezas artesanales de barril, hechas por el maestro cervecero Iván Rocha en el Estado de México: una de estilo Kölsch, la Limosneros con notas a chabacano, una Irish Red Ale, una India Pale Ale o una Stout Imperial. Además, se agrega que pronto habrá sorpresas como una cerveza hecha con agaves de Oaxaca y otra de mole.

Entre los vinos mexicanos recomendados están el “Sacro” de Hacienda Lomita, “Estela” de Mario Montaño, los Cru Garage de la Vinícola Torres Alegre, el “Retorno” de Adrián García de Vinícola Retorno y el “Plata .925” de Erik Plata.

Restaurante Limosneros se localiza en la calle de Allende No. 3, Col. Centro.

Agradecemos a Limosneros su apoyo para este artículo